¿Qué es la foraminotomía?

Una foraminotomía es una cirugía que se hace para agrandar una zona en uno de los huesos de su columna (vértebras). Esto alivia la presión de un nervio que está comprimido por el hueso.

Acerca de su columna vertebral

Su columna vertebral, o espina dorsal, se compone de una cadena de huesos llamados vértebras. Su médula espinal se encuentra dentro de su columna vertebral. Los huesos ayudan a proteger la médula contra las lesiones. Hay discos entre vértebra y vértebra para brindar amortiguación y soporte. Tiene nervios largos llamados raíces nerviosas que salen desde la médula espinal por pequeños orificios en los huesos llamados forámenes. Estas raíces nerviosas transmiten señales al cuerpo y reciben las señales enviadas por el cuerpo. El cerebro es el encargado de enviar y recibir esas señales a través de la médula espinal.

En algunas personas, los forámenes pueden volverse muy pequeños. Eso se llama estenosis foraminal o estenosis espinal. Ejerce presión sobre las raíces nerviosas. Esta presión puede ocasionar síntomas tales como dolor, cosquilleo en los brazos y las piernas, y debilidad. Sus síntomas dependerán del nervio que esté comprimido. Por ejemplo, un nervio comprimido en su cuello puede producirle dolor en el cuello, y cosquilleo y debilidad en su mano y su brazo. Un nervio comprimido en la parte baja de su espalda puede causarle dolor o cosquilleo en la pierna o la parte baja de la espalda.

¿Por qué se hace una foraminotomía?

Hay diferentes causas por las que puede bloquearse un foramen y apretar una raíz nerviosa que sale de su médula espinal. Los problemas que pueden causar estenosis espinal incluyen:

  • Artritis degenerativa de su columna vertebral (espondilosis) que puede producir espolones óseos

  • Degeneración de los discos que pueden hacer que sobresalgan dentro del foramen

  • Agrandamiento del ligamento cercano

  • Una vértebra que se corre de su lugar (espondilolistesis)

  • Quistes o tumores

  • Enfermedad esquelética, como la enfermedad de Paget

  • Problemas congénitos, como el enanismo

Puede que necesite una foraminotomía si otros tratamientos no funcionaron, tales como la fisioterapia, medicamentos analgésicos (calmantes del dolor) o inyecciones epidurales. En algunos casos, es posible que deba realizarse una foraminotomía de emergencia. Esto puede suceder si sus síntomas se agravan rápidamente. También si usted pierde el control de su vejiga debido a un nervio comprimido.

¿Cómo se hace una foraminotomía?

A esta cirugía la realiza un neurocirujano. La cirugía puede hacerse de diferentes maneras. Durante el procedimiento, usted se acostará sobre su estómago. El cirujano le hará pequeños cortes en la piel, justo a los lados de su columna vertebral, cerca de donde están sus síntomas. Usará pequeños instrumentos para quitar el bloqueo del foramen. Puede ser un espolón óseo o un disco abultado. Eso aliviará la presión de la raíz nerviosa.

Riesgos de una foraminotomía

Toda cirugía tiene algunos riesgos. Los riesgos de esta cirugía incluyen los siguientes:

  • Infección

  • Pérdida de demasiada sangre

  • Daños en los nervios

  • Daños en su médula espinal

  • Ataque cerebral

  • Complicaciones de la anestesia

  • Que sus síntomas continúen

El riesgo de tener complicaciones puede variar según diferentes motivos. Por ejemplo, su edad, su estado general de salud, la vértebra que esté afectada, el tamaño y la forma de su foramen y la forma en que se haga la cirugía. Hable con su proveedor de atención médica sobre cuáles son los riesgos que más corresponden a su caso.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.